Asesino en el asiento trasero

Asesino en el asiento trasero

Uno de los cuentos de terror cortos que más acostumbran a contar entre personas que manejan por las carreteras es el de la mujer que tenía a un asesino en el asiento trasero de su auto, algo que verdaderamente asusta a más de un conductor que se atreve a viajar solo por carreteras desiertas.

Lo que ocurrió fue que una mujer decidió agarrar su coche y dirigirse hacia la ciudad más cercana para beber con unas amigas, ya que ella vivía en un pueblo apartado. En el viaje de ida hacia la ciudad no tuvo inconveniente alguno, ya que transitó esa ruta que tanto conocía a de día, pero al volver en el coche de noche se produjo algo que nunca querría haber vivido.

Resulta que al regresar de una noche de copas consiguió atravesar esa carretera que tanto conocía, pero le llamó la atención el no ver a ninguna persona en el mismo camino, ya que habitualmente era común que muchos camiones e incluso autos particulares pasen por allí, ya que era el único camino para ir a la ciudad.

En el camino vio por el espejo retrovisor que se acercaba un auto gracias a las luces que pudo observar, por lo que decidió disminuir la velocidad para de esa manera viajar muy cerca de ese vehículo. Algo que le llamó la atención fue el hecho de que el vehículo que se encontraba atrás comenzó a encender y a apagar sus luces de manera constante estando detrás de su coche, algo que en primera instancia no le llevó importancia, aunque luego comenzó a asustarse, por lo que decidió aumentar la velocidad.

Al ver que el conductor de aquel vehículo también aumentaba la velocidad y continuaba encendiendo y apagando sus luces, la mujer pensó en apurarse para llegar a su casa, y de esa manera conseguir llamar a la policía, y eso fue lo que hizo. Al llegar a su casa, el auto que la seguía también se detuvo, y bajó de allí un hombre que le dijo: “Vé y llama a la policía”.

Resulta que había un asesino en el asiento trasero del vehículo de la mujer, y cada vez que encendía las luces el conductor del vehículo que venía detrás, el hombre que se encontraba en el asiento trasero bajaba su cuchillo y se escondía.

Publicado en Cuentos de terror | Deja un comentario

Cuento de terror no volveré a saltar una reja

Cuento de terror no volveré a saltar una reja

Me gustaba salir con mi hermano a jugar un rato lanzando unos pases con un balón de fútbol americano. Nuestro lugar favorito para practicar ese deporte era nada más y nada menos que a espaldas del cementerio.

Y es que a pesar de que habíamos oído singulares cuentos de terror cortos que versaban sobre ese lugar, nunca sentimos miedo. Una tarde en la que el cielo estaba muy oscuro y las nubes amenazaban con soltar gran cantidad de agua, mi hermano me dijo:

– Únicamente dos pases más y ya. Creo que va llover y si no nos apuramos, puede que mamá nos regañe por llegar mojados a casa otra vez.

– Está bien. Pero vete lejos, quiero probar la potencia de mi brazo. Le dije.

Tomé el balón y lo arrojé con tal fuerza que atravesó la reja del cementerio, la cual tenía aproximadamente unos dos y medio metros de alto.

– ¡Y ahora que vamos hacer, era el único balón que tenemos! Mencionó mi hermano en tono de preocupación.

– Muy sencillo. Yo me brinco, sacó el balón y nos vamos.

– ¿Y los fantasmas?

– Aquí lo único que hay son los huesos de los difuntos.

Trepé y en unos cuantos segundos ya estaba del otro lado. Gire la cabeza para ubicar donde estaba el balón y observé que se hallaba a unos 5 m de mi posición. En eso estaba cuando empecé a escuchar unas voces tétricas que provenían de aquel sitio.

Era como si alguien estuviera cantando en voz baja. Un murmullo colectivo que hacía que se me enchinara la piel.

Me puse frente al balón, mirando hacia el piso, pues no quería ser sorprendido por ningún espíritu, aunque nunca acepté que me estaba muriendo de miedo. En cuanto lo tuve en mis manos, salí corriendo en dirección a la reja, pero algo detuvo mi camino.

– Ha de ser una rama seca. Pensé.

Sin embargo, era el brazo de un esqueleto que me estaba tomando del hombro. Con mi otra mano lo aventé y seguí mi camino.

Aprendí que no es bueno meterse a los “campos santos” para recuperar pelotas. Hay que dejar descansar a los muertos.

Publicado en Cuentos de terror | Deja un comentario

El espíritu de Verónica

El espíritu de VerónicaVerónica era una muchacha de 15 años a la que siempre le había gustado abordar temas de ocultismo. Un día fue a una tienda en donde vendían mercancía para santeros y chamanes y pidió que le vendieran una tabla para poder comunicarse con los espíritus.

La señora que le entregó dicho artefacto le advirtió:

– No es bueno jugar a invocar almas en pena, puede que eso los moleste. Mejor búscate otra diversión.

– ¿Cómo sabe que voy a utilizar esta tabla para demandar la presencia de espíritus? Me la pidieron para un proyecto escolar.

– Tú dirás lo que quieras muchacha, pero en tu mirada se ve claramente lo que planeas y simplemente te estoy señalando que estás completamente equivocada. Pero al fin y al cabo es tu vida y no la mía.

Verónica salió pensando que la mujer sólo quería espantarla. Llegó a su casa y revisó cada una de las habitaciones con el fin de asegurarse de que estaba completamente sola. Después se encerró en su recámara, saco la tabla y comenzó a leer un conjuro maligno que había sacado de Internet.

Al terminar de decir la invocación, las cosas en el cuarto comenzaron a moverse hacia todos lados. Era una historia de Veronica terror terrible. De pronto su tocador fue volando hasta donde ella estaba y una de las esquinas la golpeó en la nuca.

Con la cabeza sangrante y aturdida por semejante impacto, la chica trató de salir de ahí, pero la puerta estaba atrancada. Lo siguiente que ocurrió fue que el espejo se desprendió de la pared y se estrelló en su rostro haciéndose añicos.

Algunos de los vidrios se le enterraron en los ojos, haciendo que perdiera la vista inmediatamente. Por último, la lámpara que colgaba del techo, se desprendió de éste, cayendo justamente sobre su cuello, lo cual terminó con su vida.

Tiempo después llegaron sus padres y hermanos únicamente para encontrar esa escena tan desagradable. Creyeron que todo aquello había sido por culpa de un terremoto, pero ninguna de las otras habitaciones de la casa había sufrido daño alguno.

Mucha gente cree que ahora esa casa está embrujada, pues en la manzana se oyen ruidos extraños.

Publicado en Cuentos de terror | Deja un comentario

Los círculos de trigo

Los círculos de trigoEn la década de los ’80 comenzaron a aparecer en Inglaterra círculos de trigo aplastado. Desde entonces más de 2000 círculos de trigo aplastado que varían de formas sencillas hasta complejos pictogramas han aparecido en Japón, Australia, la antigua URSS y Estados Unidos. Se ha abierto un debate sobre el origen de estos dibujos; si fueron hechos por extraterrestres o son bromas de los hombres. No sólo se han encontrado en campos de trigo sino también en campos de cebada, girasol, arrozales, cañaverales entre otros. Dado que muchos son extremadamente complejos se han eliminado las causas naturales en las teorías sobre su formación. Los diseños de los últimos años son mucho más complejos que los anteriores. Los investigadores señalan que el trigo aplastado está físicamente cambiado.

También se han encontrado cambios en la naturaleza molecular de las plantas aplastadas. Estas alteraciones van más allá de lo que podría hacer cualquiera de nosotros.

Si bien se descubrió que algunos círculos de trigo fueron obra de bromistas que aplastaban las plantas con tablas, otros aún no se ha sabido quien los diseñó. Numerosos investigadores y granjeros han reportado un aumento de la cosecha después de la aparición de estas formaciones. La ciencia aún no ha investigado seriamente los campos de trigo. Si bien siguen apareciendo quizás es hora de que se investigue a fondo lo sucedido en estos campos.

Se cree que los símbolos representados tienen una significación que sólo los criptólogos pueden interpretar. Estas figuras pueden ser interpretadas desde el aire y no desde la tierra. Se cree que los círculos de trigo son un tipo de comunicación proveniente de otras formas de vida y muchos aseguran que se forman no por la intervención física sino a través del sonido. ¿Serán mensajes provenientes de seres de otros mundos? ¿Quién los hizo y por qué?

Publicado en Leyendas | Deja un comentario

En el camión de pasajeros

En el camión de pasajerosEmprender un viaje de vacaciones en un autobús económico, el cual a lo largo del trayecto haga muchas paradas continuas, es literalmente la muerte. Sino pregúntenselo a Esmeralda y su hijo Guillermo.

A Memo, como le decían sus familiares de cariño, le encantaban los cuentos de terror cortos. Por su parte, a su madre, le disgustaba que su retoño entablara conversaciones con extraños.

– Hijo, a la gente que no conoces, no debes darle datos personales. Puede ser peligroso. Decía Esmeralda.

El caso es que los dos iban en el autobús y cada hora éste se detenía en la estación de turno, para que algunos pasajeros bajaran y otros abordaran.

En uno de sus descansos, su madre bajo a comprar una botella de agua, no sin antes advertirle a su pequeño.

– No quiero que te muevas de aquí. Y recuerda, mantén la boca cerrada.

El niño, dado a que era un chiquillo maleducado pero a la vez temeroso de las reprimendas de su mamá, decidió no abandonar el autobús, pero si por alguna circunstancia se acercaba alguien a la ventanilla a saludar, el comenzaría a conversar.

Justamente cuando el reloj marcaba las 4:05 de la tarde, Esmeralda regresó y vio a Guillermo platicando tranquilamente a través del vidrio con un vagabundo de muy mal aspecto.

– Bueno ¿en qué idioma te digo que no hables con extraños? Es la última vez que salimos de vacaciones. Eso te lo juro. Le reprochó su madre.

– El ya no es un extraño, es mi amigo el “castor”. Me contó unos chistes buenísimos.

Al oír el nombre de “castor”, Esmeralda recordó que hacía apenas unos días había leído en internet la noticia de que un asesino serial con ese apodo había salido de la penitenciaría estatal.

– Por suerte, en segundos saldremos de aquí y estaremos fuera de peligro. Pensó.

Sin embargo, ignoraba totalmente que Memo le había dicho al vagabundo la dirección del hotel en donde se hospedaría.

Publicado en Cuentos de terror | Deja un comentario

La niña del parque

La niña del parqueHabía una vez una señora de 45 años que nunca pudo casarse ni tener hijos, decidió mudarse a un pueblo lejos de la ciudad donde vivía. Eligió una pequeña casa acogedora en un vecindario donde se respiraba tranquilidad.

Cerca de su casa había un pequeño parque, a ella le gustaba ir a caminar por las noches para despejar su mente antes de dormir.

Un día cuando iniciaba su caminata escucho ruidos extraños detrás de un árbol, ella pensó que podría ser algún perro. Al acercarse más al árbol escucho la voz de una niña que susurraba ¡ayuda, ayuda!. La señora no la pensó dos veces y corrió lo más rápido que pudo hasta llegar donde se escuchaba la voz de la niña. Cuando llegó al lugar, miró a una pobre niña indefensa con una herida en su cabeza, ella inmediatamente la llevo a su casa para tratar de curarla.

En esa época no había la comunicación con celulares y tener un teléfono de casa era un lujo, por lo que la señora decidió que a primera hora del día iría a la policía a avisar de los hechos.

Cuando empezó a curar a la niña le preguntaba que si que le había pasado y le contestó que no recordaba nada, que despertó en el parque y empezó a gritar. La señora logró limpiar y controlar la herida de la niña, le llevó algo para cenar y la niña consiguió dormir un poco. La señora se quedo sentada junto a ella en una silla cuidándola toda la noche.

Cuando la señora despertó se dio cuenta que en la cama ya no estaba la niña, la busco como loca por toda la casa sin dar resultados. Ella pensó que posiblemente haya ido a la casa de algún vecino y decidió irla a buscar ahí. Tocó la puerta de su primer vecino y preguntó si había visto a la niña, el señor escuchó las características y vestimentas que traía puesta la niña y empezó a llorar. Saco una foto de su cartera y le preguntó a la señora si la niña que había ayudado era la de la foto, la señora contestó inmediatamente que sí. El señor le dijo con la voz quebrada, esa niña es mi hija, la que falleció al caer de un árbol del parque hace dos años.

Publicado en Cuentos de terror | Deja un comentario

Los Cíclopes

Los Cíclopes

No cabe duda que la mitología griega nos ha regalado tanto criaturas como monstruos de leyenda. En el primer apartado podemos mencionar a los centauros, seres que podían ser vistos como una fusión entre los seres humanos y los caballos.

Su tarea fundamental era la de instruir a los lugareños de ciertas regiones de Grecia.

Ahora bien, en el segundo lugar encontramos a monstruos, los cuales no necesariamente significaban peligro para la humanidad, sino que fueron denominados de esa manera, por sus características físicas.

Como ejemplo de lo anterior, se me viene a la mente lo ocurrido con los Cíclopes, hombres de gran tamaño que solamente tenían un gran globo ocular ubicado en el centro de la frente.

Su gran habilidad y destreza en el desarrollo y construcción de armamento, fue bien aprovechado por varias de las deidades que habitaban el Olimpo. El más grande de todos ellos, por supuesto era Zeus, quien les encargó la fabricación de un arma capaz de causar el mayor daño posible, con muy poco esfuerzo.

Durante mucho tiempo, los Cíclopes estuvieron pensando cuál sería el mejor diseño. Uno de ellos, sugirió que el arma se confeccionará en forma de báculo o bastón, ya que de esa manera, sería muy fácil de manipular.

Otro, se le ocurrió atrapar en él, la energía contenida en las nubes.

– Es una magnífica idea. Así Zeus tendrá en sus manos un instrumento capaz de recrear los rayos de las tormentas a placer. Mencionó uno más de los Cíclopes.

Pusieron su plan en marcha y en cuestión de semanas le presentaron su proyecto a Zeus. Éste quedó fascinado con la herramienta, no sólo por su diseño (el cual habían modificado, otorgándole el zig zag característico de los rayos). Además de eso, el arma estaba recubierta por una capa gruesa de oro.

Tanto fue el éxito del rayo de Zeus, que se convirtió en su posesión más preciada. Velozmente la reputación de los Cíclopes se esparció por todo el Olimpo, e inclusive el propio Poseidón les pidió que le confeccionaran un tridente mágico para controlar las corrientes marinas. Pero eso será una historia que abordaremos más adelante.

Publicado en Leyendas | Deja un comentario

Pesadillas

cuentos de terror cortos pesadillasMuy temprano por la mañana, Emilia irrumpe en la habitación de su madre a toda velocidad, gritando:

—¡Mamá, mamá!, he tenido la peor de las pesadillas

Luego salta sobre la cama y se acurruca en su regazo. Sin recibir mucha atención por parte de su progenitora, sigue hablando: Sigue leyendo

Publicado en Cuentos cortos | Deja un comentario

Abre los ojos

cuentos abre los ojosAmo mi trabajo, lo único que no me gusta es el lugar en donde estoy, de por si los hospitales son inquietantes, no se necesita uno que lo manden al sótano. Sin ventanas todo el tiempo parece de noche, solo nos iluminamos tintineantes luces de neón, una sola vuelta equivocada basta para perderse en la oscuridad de los fríos pasillos, trabajo con los nervios crispados, pues parece que los ruidos de todas las plantas vienen a parar aquí, si le sumamos también el de las tuberías y demás aparatos, es un completo escándalo. A todo eso supongo que te acostumbras, pero en definitiva lo que más me molesta es ese desagradable olor; pusieron en laboratorio junto a la morgue, y aunque mis compañeros lo nieguen, la muerte si huele. Sigue leyendo

Publicado en Cuentos | Etiquetado , | Deja un comentario

Tres pasos en la oscuridad

tres pasos en la oscuridad cuentos de terrorLos chicos conocían muy bien las terribles cosas que se decían sobre aquella fábrica, habían crecido escuchando historias sobre muertos, desaparecidos, fantasma y demás eventos sobrenaturales. Aun así, se retaban unos a otros, tratando de descubrir quién era el más valiente. Constantemente se les veía rondar los alrededores ya entrada la noche, pero siempre había algún ojo vigilante que los reprendiera antes de empezar con sus travesuras.

Sin embargo era tal su insistencia, que un día por fin lograron escabullirse y llegar hasta la cerca que rodeaba el inmueble, la saltaron sin problemas y llegaron hasta la puerta. El reto era sencillo, el que pudiera dar tres pasos en la oscuridad sin iluminarse de alguna forma, ganaría el título del más valiente. Sigue leyendo

Publicado en Cuentos de terror | Etiquetado , | Deja un comentario